“Oremos por una Iglesia abierta a todos”.
“Para que la Iglesia, fiel al Evangelio y valiente en su anuncio, viva cada vez más la sinodalidad y sea un lugar de solidaridad, fraternidad y acogida”.”

Papa Francisco