La Iglesia Universal ante la necesidad de dar a conocer el Evangelio a todas las personas que no lo conocen, se ve en la obligación, para poder ofrecer a todos el misterio de la salvación y la vida traída por Dios, de insertarse en su mundo, con el mismo efecto con que Cristo se unió por su encarnación a las determinadas condiciones sociales y culturales de los hombres con quienes convivió. (AG 10). 

 

- Ayuda que la Diócesis de Garagoa presta a otras Iglesias particulares y la formación de la conciencia de la comunidad cristiana en orden a tal responsabilidad.


- Formación de familias misioneras que se donen  al Anuncio del Evangelio, en la Diócesis o fuera de ella, para que con su testimonio de vida cristiana, reflejada en las buenas relaciones intrafamiliares, sean signo de la presencia viva de Jesucristo que motive a las demás familias a vivir estos valores cristianos.  Estas familias serán el germen de la conformación de las Pequeñas Comunidades Eclesiales.


- El envío misionero de sacerdotes de la Diócesis a otros lugares de la Iglesia Universal, siguiendo el mandato Evangélico, para experimentar la comunión y la participación eclesial.

 

Objetivo: Al finalizar el año 2009 se ha conformado el Comité de Misiones en cada parroquia ayudada por la comisión diocesana, para llegar a las demás pastorales de las parroquias, con la finalidad de que en cada pastoral haya algo de la pastoral de misiones.