IDENTIDAD Y MISIÓN DE LA LEGION DE MARIA.

 

1. La Legión de María es un movimiento Apostólico dentro de la Iglesia católica, es una Organización de fieles laicos en la Iglesia Católica, para promover el amor y la devoción a la Virgen María y el apostolado cristiano; para conocer, vivir y defender su fe Católica y Apostólica. Fue fundada  por Frank Duff, en Dublín Irlanda, el 7 de septiembre  de 1921. Hoy la Legión de María está extendida por todo el mundo. 

2. La Legión de María tiene como inspiración y advocación propia las revelaciones de la Medalla Milagrosa y su lema es: A Jesús por María, a Jesús llegaremos por María. Y como santo Protector a San Luis María Grignion de Montfort. 

3. La Legión María tiene una Organización muy sólida y un Manual de funcionamiento que permite a todos los miembros vivir en unidad y comunión. A demás, tiene unos Estatutos aprobados por la Santa Sede, lo cual le confiere el carácter de asociación apostólica de carácter internacional. 

4. La Legión de María es una asociación apostólica de carácter público que anima y sostiene su fe y su apostolado sobre la veneración, el amor y la piedad a la Virgen María, bajo la disciplina y autoridad de la Iglesia.  

5. Los grupos son mixtos de unos 12 a 24  miembros dirigidos por 4 laicos y un sacerdote. Existen grupos para adultos a partir de los 18 años; Grupos juveniles (13 a 18 años); y grupos de niños o semilleros de 6 a 12 años). 

6. Cada grupo de legionarios conforma un Praesidiun, el cual, tiene una junta semanal, la cual tienen una agenda propia y en la cual se organiza y se examina el  apostolado, el cual, se desarrolla en tres categorías:

1) Apostolado de la Oración: Eucaristía, oración personal y comunitaria.

2) Apostolado de la Palabra: catequesis y evangelización, orientación y obras espirituales de misericordia.

3) Apostolado de la caridad: visitas a las casas y obras de misericordia.  

7. La Legión de María tiene como fin la gloria de Dios por medio de la santificación personal de sus  miembros mediante la oración y la colaboración activa, bajo la dirección del Magisterio de la Iglesia.